Rejuvenecimiento de la piel de adentro hacia afuera. Lo que posiblemente no sabias.

Actualizado: jun 1


Para ayudar a prevenir las infecciones de la piel, la sequedad y las arrugas, los científicos han investigado la eficacia de la aplicación tópica de ceramidas a la superficie de la piel.

Las ceramidas son una clase de ácidos grasos llamados lípidos. Se encuentran naturalmente en las células de la piel y constituyen aproximadamente el 50 por ciento de la capa externa (epidermis).


Si bien las ceramidas se destacan por su papel en el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso, han ganado mucho interés en el mundo del cuidado de la piel por sus posibles beneficios.


Lo que se ha descubierto es que agregar lípidos como las ceramidas directamente a la piel puede mejorar la función de barrera de humedad, pero solo modestamente. El problema es que una aplicación tópica de ceramida no es la ruta natural del cuerpo para infundir la capa externa de la piel con moléculas de ceramida, que ocurre de adentro hacia afuera.


Las ceramidas son componentes importantes que ayudan a formar el "pegamento" que mantiene unidas las células de la superficie. El agotamiento de estas moléculas no solo hace que la piel se arrugue, sino que también la hace más susceptible a la pérdida de humedad, los alérgenos ambientales, las enfermedades como la dermatitis atópica y posiblemente el cáncer.


A medida que se envejece, la piel pierde progresivamente esos lípidos naturales llamados ceramidas. Para contrarrestar ese deterioro de arrugas, manchas y piel áspera e irregular, muchas personas especialmente mujeres usan solo cremas tópicas para el cuerpo.


Las cremas y lociones, aplicadas a la superficie externa de la piel, simplemente no pueden igualar el suministro constante de caramidas que proviene naturalmente de una piel sana y joven.

Para resolver este problema, los investigadores centraron su atención en las ceramidas orales. Inicialmente, la investigación se centró en identificar ceramidas orales potencialmente útiles solo de fuentes animales. Luego, los científicos pasaron a utilizar varias ceramidas diferentes, disponibles en granos como el arroz, maíz y el trigo. Estas ceramidas de origen vegetal se denominan fitoceramidas.


En un avance importante, los científicos desarrollaron un extracto de fitoceramida derivado de un trigo patentado. Esta innovación se logró mediante el uso de trigo natural no modificado genéticamente como materia prima y la producción de un extracto que solo contiene aceites purificados. Este extracto está tan purificado que está clasificado como libre de gluten según los estándares gubernamentales recientes. Actualmente, varios estudios validan la eficacia de esta nueva fitoceramida.


En un estudio de células de laboratorio, se demostró que este extracto derivado del trigo hidrata la piel humana y restaura su estructura juvenil.


Por estas razones, las ceramidas han sido durante mucho tiempo un ingrediente clave en las costosas cremas para la piel. El problema es que la aplicación tópica puede no penetrar lo suficientemente profunda para bloquear eficazmente la formación de arrugas y el envejecimiento.


Afortunadamente, se han desarrollado ceramidas derivadas de plantas, o fitoceramidas, que se pueden tomar por vía oral, probablemente estimulando al cuerpo a producir sus propias ceramidas que se incorporan a la piel. Estas moléculas rejuvenecedoras se enriquecen en la piel de todo el cuerpo, no solo donde se aplican las cremas.


Si desea mantener su piel juvenil, libre de sequedad, dermatitis atópica y retrasar las arrugas los fitoceramidas orales actúan eficazmente desde adentro hacia afuera para hidratar, suavizar y rejuvenecer la piel envejecida y arrugada.


Una buena opción es a acompañarla diariamente la ingesta de ceramida con un colágeno péptido hidrolizado de alta potencia para un mejor resultado en todo el cuerpo incluyendo las articulaciones.


Fuente:

Artículo escrito por Michael Downey en la Revista Life Extensión revisado científicamente por: Dr. Asha Jaja-Chimedza, PhD., Química

Imokawa G, Abe A, Jin K, Higaki Y, Kawashima M, Hidano A. Disminución del nivel de ceramidas en el estrato córneo de la dermatitis atópica: ¿un factor etiológico en la piel seca atópica? J Invest Dermatol . Abril de 1991; 96 (4): 523-6.

Yarosh DB, Both D, Brown D. El ácido ursólico liposomal (merotaine) aumenta las ceramidas y el colágeno en la piel humana. Horm Res . 2000; 54: 318-21.

https://www.healthline.com/

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo