Aminoácido que protege sistema respiratorio y usado contra efectos del alcohol.

Actualizado: mar 24


La bronquitis crónica es una inflamación en las vías respiratorias de los pulmones causada por irritación y daño tisular. Es común en fumadores, pero también puede ser causado por humo de segunda mano, la contaminación del aire y otros irritantes que inhalamos.


Personas que a menudo sufren de sinusitis con frecuente secreción de moco deben tener presente que esta condición puede provocar la colonización de bacterias y virus dañinos.


Es normal que se secreta una pequeña cantidad de moco para cubrir las paredes de las vías respiratorias para atrapar las partículas inhaladas, muchas de las cuales pueden ser irritantes, infecciosas o algo peor. Luego, pequeñas proyecciones llamadas cilios en la superficie de las células que recubren las vías respiratorias barren el moco y las partículas atrapadas, manteniendo las vías respiratorias despejadas y protegiendo los pulmones de posibles patógenos.


Cuando se acumula el exceso de moco, se vuelve pegajoso y difícil de eliminar, lo que provoca dificultad para respirar. Esto complica muchas afecciones pulmonares, como bronquitis, enfisema, asma, fibrosis quística e infecciones pulmonares.


El cuerpo tiene su propio sistema de limpieza y protección incorporado, pero muchas afecciones, desde alergias hasta infecciones y enfermedades pulmonares, pueden hacer que este sistema se vuelva disfuncional, dando lugar a la secreción de grandes cantidades de moco y provocando que este sistema no funcione.


Un aminoácido poco conocido, puede reducir y adelgazar el exceso de producción de moco en las vías respiratorias, lo que puede contribuir de manera importante a los problemas pulmonares, infecciones y otras afecciones.


También es capaz de reducir la inflamación dañina y podría ayudar a prevenir la colonización por virus y bacterias en los pulmones.


Este aminoácido de bajo costo N-acetil-L-cisteína (NAC) es un precursor de la L-cisteína, los que las células necesitan para producir uno de los antioxidantes más poderosos del cuerpo.


En estos tiempos de pandemia seguro ha escuchado hablar del glutatión un tripéptido que se encuentra en las células y cuya función es protegerlas de la oxidación. A medida que envejecemos, nuestro cuerpo lo produce cada vez menos. El aminoácido N-acetil-L-cisteína (NAC) es un precursor del glutatión.

El glutatión se encuentra en cada célula del cuerpo, combate el estrés oxidativo que está estrechamente asociado con muchas enfermedades crónicas relacionadas con la edad.

Pero los científicos han descubierto que la N-acetil-L-cisteína hace mucho más que esto. También protege el sistema respiratorio de diferentes patógenos y enfermedades.

Los médicos han estado usando N-acetil-L-cisteína (NAC) inhalada para reducir la mucosidad desde la década de 1960 porque esta descompone las secreciones de moco, haciéndolas menos densas y pegajosas

Aunque el uso más común del N-acetil-L-cisteína (NAC) es para el apoyo del hígado, inclusive atletas que tienen temor de haber consumido productos con esteroides los usan, también ayuda a disminuir los efectos tóxicos del alcohol si tomas una capsula 30 minutos antes de beberlo. Incluir vitaminas B1 y B6 puede ayudar a disminuir los síntomas de la resaca.

Recuerde que el alcohol agota los niveles de las vitaminas B y estas son necesarias para eliminarlos, por lo que no estaría mal, si va de noche de rumba, tomar una capsula de complejo B de forma anticipada, así como el siguiente día.

El uso de N-acetil-L-cisteína (NAC) es muy importante para los pulmones y las vías del tracto respiratorio, porque reduce y diluye el exceso de secreción de moco y podría ayudar a prevenir la colonización por bacterias y virus dañinos.

A través de estos mecanismos y más, la N-acetil-L-cisteína apoya la función respiratoria saludable y brinda protección contra enfermedades pulmonares, incluido el síndrome de dificultad respiratoria aguda, infecciones y enfermedades pulmonares obstructivas crónicas como bronquitis y enfisema.

También es prometedor como neuro protector e inclusive hay investigaciones para el tratamiento del Parkinson, que se relaciona con deficiencia de Glutatión en la sustancia negra, una porción heterogénea del mesencéfalo, y un elemento importante del sistema de ganglios basales (aunque no se la considere como un núcleo basal como tal) es una región que alberga neuronas de dopamina.

La mayoría de las personas obtienen beneficios al usar de 600 mg a 1800 mg / día de N-acetil-L-cisteína en dosis divididas.

Toma en cuenta este producto sin padece de estas condiciones, siempre consultando con un profesional de salud, si estas tomando medicamentos recetados.

Aquellos que toman suplementos de NAC deben beber de 6 a 8 vasos de agua al día para prevenir los cálculos renales de cisteína. Los cálculos renales de cisteína son raros, pero ocurren.


Fuente:

Articulo Revista Life Extension escrito por Roberta Stanton y Revisado científicamente por: Dr. Gary González, MD, en noviembre de 2020.

Mata M, Sarrion I, Armengot M, et al. El virus sincitial respiratorio inhibe la ciliagénesis en células epiteliales bronquiales humanas normales diferenciadas: eficacia de la N-acetilcisteína. PLoS One . 2012; 7 (10): e48037.

Blasi F, Página C, Rossolini GM, et al. El efecto de la N-acetilcisteína sobre las biopelículas: implicaciones para el tratamiento de las infecciones del tracto respiratorio. Respir Med . Agosto de 2016; 117: 190-7.

Kalyuzhin OV. Efecto de la N-acetilcisteína sobre la inmunidad mucosa del tracto respiratorio. Ter Arkh. 2018 19 de abril; 90 (3): 89-95.

Webmed

Wikipedia